top of page

Maximizando Espacios: Cómo Decidir Ampliar o Reducir en tu Vivienda

Updated: Oct 24, 2023

La decisión de ampliar o reducir áreas en una vivienda depende de varios factores, incluyendo las necesidades y preferencias del usuario, el presupuesto disponible y las restricciones del sitio. Aquí hay algunas pautas generales para ayudarte a determinar qué áreas de una vivienda pueden ampliarse y cuáles deben mantener sus medidas mínimas:



Áreas que pueden ampliarse:


Espacios de uso frecuente: Si hay áreas de la casa que se utilizan con frecuencia y se sienten congestionadas o incómodas, considera ampliarlas. Esto puede incluir la sala de estar, la cocina, el comedor y los dormitorios principales.


Zonas de trabajo o estudio: En un mundo cada vez más orientado al trabajo desde casa y al aprendizaje a distancia, es importante disponer de un espacio de trabajo o estudio adecuado. Ampliar estas áreas puede mejorar la productividad y la comodidad.


Cocina: La cocina es el corazón de muchas casas. Ampliarla puede permitir una distribución más eficiente, más espacio de almacenamiento y áreas para comedor.


Dormitorios: Ampliar los dormitorios puede proporcionar más espacio para muebles, armarios y áreas de descanso, lo que aumenta la comodidad.


Baños: Los baños amplios son más funcionales y cómodos. Puedes considerar la ampliación de baños principales o aquellos utilizados con frecuencia por varios miembros de la familia.


Espacios de almacenamiento: Si careces de espacio de almacenamiento, puedes considerar la ampliación de armarios, garajes o áreas de almacenamiento adicionales.


Áreas que deben mantener medidas mínimas:


Pasillos: Los pasillos deben mantener un ancho mínimo para permitir la circulación sin problemas. Reducir los pasillos al mínimo necesario puede maximizar el espacio en otras áreas.


Baños y aseos secundarios: Si bien es importante que los baños sean cómodos, no es necesario que todos los baños sean excesivamente grandes. Los baños secundarios y aseos pueden tener medidas mínimas.


Lavandería: La lavandería debe ser funcional, pero no necesita ser muy grande. A menudo, una lavandería compacta es suficiente.


Almacenamiento a largo plazo: Áreas como sótanos o áticos destinados al almacenamiento a largo plazo no necesitan dimensiones amplias, pero es importante garantizar que sean accesibles y seguras.


Zonas de circulación: Los espacios de circulación, como vestíbulos y áreas de acceso, deben mantener medidas mínimas para no desperdiciar espacio valioso.


Recuerda que la distribución y el tamaño de las áreas en una vivienda deben adaptarse a las necesidades específicas de los residentes y al estilo de vida. La consulta con un arquitecto o diseñador de interiores es fundamental para lograr un equilibrio entre ampliaciones y medidas mínimas que satisfagan tus objetivos y se ajusten a tu presupuesto.

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page